Alerta alimentaria

La primera cuestión es ¿Estoy obligado a tener un procedimiento para la Gestión de Alertas?

Un error muy común, al cual, nos enfrentamos es que empresas que no tienen implantado una normativa de seguridad y calidad alimentaria piensan que están exentos. Y esto no es así.

Cualquier empresa de alimentación, debe de estar, preparada para afrontar posibles incidencias en la seguridad alimentaria de sus productos.

El marco legal aplicable serían los siguientes reglamentos:

Reglamento (CE) 178/2002, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002, por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaria.

Reglamento UE 16/2011 de la Comisión de 10 de enero de 2011, por el que se establecen medidas de ejecución del Sistema de Alerta Rápida para los Productos Alimenticios y los Alimentos para Animales.

¿Qué os aconsejamos?

Ante todo, colaborar con la autoridad competente, esta nos dará indicaciones de cómo actuar, y tendremos que poner a su disposición cualquier información que nos soliciten.

Para ello será necesario crear un procedimiento o manual en el cual se incluyan como mínimo:

  • Identificación de un Comité de alertas. Aconsejamos que sea multidisciplinar para poder abordar la alerta desde todos los puntos de vista de la alerta, por lo que incluiríamos: Gerencia, Calidad, Producción, Ventas, compras y si fuera posible asesoramiento legal. Deberemos de definir las responsabilidades del equipo y formar al equipo.
  • Lista de contactos de emergencias. Listado actualizado de autoridades y datos de contacto, incluso su horario laboral. En la cual se deberán incluir las entidades certificadoras que tenga la empresa.
  • Plan de comunicación interna y externa. Es muy importante que la empresa conozca de antemano como realizar las comunicaciones tanto a autoridades, clientes, proveedores como al consumidor final. Nuestro consejo seria establecer un interlocutor, el cual, tenga ya definido por el comité que debe de decir a cada uno de las partes interesadas. Y el resto del personal se abstenga de realizar cualquier tipo de comentario.
  • Plan de movilización, retirada y recuperación del producto. No será el mismo proceso si se trata de una simple movilización, una retirada o una recuperación del producto. Por lo que la empresa deberá tener establecido que actuaciones y pasos seguir en cualquiera de estos tres supuestos.
  • Plan de Post-Alerta. Una vez cerrada la alerta, se deberá hacer una revisión detallada de las actuaciones realizadas para introducir mejoras en el proceso. Así como, la realización de un análisis de causas por el cual se ha producido el incidente y realizar los cambios oportunos para evitar que se vuelva a producir.

Y como siempre, para poder estar preparados ante una posible alerta alimentaria, realizar simulacros de movilización, retirada y recuperación de producto.

¿Qué dicen las Normativas de Seguridad y Calidad alimentaria?

En IFS V6.1 se menciona en el punto 5.9 Gestión de incidencias, retirada de productos, recuperación de productos. Con KO Nº 9 si no se dispone de un procedimiento eficaz para la retira y recuperación de todos los productos, que asegure que los clientes implicados sean información tan pronto como sea posible, y con las responsabilidades.

En BRC V8 se menciona en el punto 3.11 gestión de incidentes, retirada de productos y recuperación de productos.

Se han incluido varios cambios respecto a la versión anterior donde:

  • 3.11.1 Se ha incluido como incidente fallos de la ciberseguridad digital o ataques contra ella.
  • 3.11.2. Se incluye dos requisitos nuevos que deberá incluir el procedimiento:
  • Plan de registro temporal de las actividades clave
  • Un plan de análisis de causas origen y de aplicación de las mejoras continuas, para evitar que se reproduzcan incidentes.
  • Si ocurre un incidente de seguridad alimentaria se deberá informar al organismo de acreditación en un plazo máximo de 3 días hábiles.

En ISO 22000:2018 se encuentra en el punto 8.4 preparación y respuesta ante emergencias. En esta nueva versión se ha incluido:

  • Mantener la información documentada para su gestión.
  • Saber responder ante situaciones reales. Donde hacen mención a las comunicaciones internas y externas.
  • Aplicar medidas para reducir las consecuencias.
  • Poner a prueba periódicamente los procedimientos.
  • Revisar y actualizar si procede la información documentada tras la ocurrencia de algún incidente, emergencia o prueba.

¿Cómo mantenerse informado de las alertas alimentarias?

El Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) que lleva funcionando en España desde 1987, tiene como objetivo primordial ayudar a garantizar que los productos alimenticios o alimentarios ofrecidos a los consumidores no presenten ningún riesgo para su salud y su seguridad.

Desde el portal de AECOSAN se puede tener acceso a las alertas alimentarias en España. Y desde el Portal RASFF se tiene acceso a todas las notificaciones a nivel europeo.

Si buscas asesoramiento CQM Consultoría cuenta con personal cualificado para ayudarle en su implantación. Contacte con nosotros y uno de nuestros responsables se pondrá en contacto con su empresa.