Cadena de Custodia FSC y PEFC.

La Cadena de Custodia (CdC) de los productos forestales se define como el seguimiento de los productos forestales (madera, papel, corcho, cortezas, resinas…) durante las distintas fases del proceso productivo y su posterior comercialización, para poder asegurar la trazabilidad de los productos forestales desde el bosque hasta el consumidor final.

La cadena de custodia de los productos forestales constituye la etapa posterior a la certificación de la gestión forestal sostenible y es necesaria para crear un enlace informativo entre la materia prima incluida en un producto forestal y su origen.

Mediante la certificación de la cadena de custodia, AENOR, como tercera parte independiente, garantiza la implantación de un sistema de cadena de custodia. De esta forma se garantiza al consumidor que el producto certificado procede de un bosque gestionado de forma responsable, atendiendo a criterios de carácter ambiental, social y económico. En el caso del material forestal recuperado la cadena de custodia permite asegurar la trazabilidad desde el centro de recuperación hasta el consumidor.

Actualmente en España existen dos esquemas de certificación:

  • Sistema FSC ®: El FSC es una organización independiente, no gubernamental, internacional y sin ánimo de lucro creada en 1993, con el objetivo de promover una gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable en los bosques de todo el mundo. El objetivo de FSC es doble: por un lado crear un sello único, el sello FSC ® que pueda garantizar la credibilidad de la certificación a través de unos estándares de aplicación global; por otro lado acreditar a las entidades encargadas de certificar conforme a los estándares del FSC.
  • Sistema PEFC: Surge en 1998 como una iniciativa voluntaria del sector privado forestal, basada en los Criterios Paneuropeos aprobados en la Tercera Conferencia Interministerial para la Protección de los Bosques de Europa, celebrada en Lisboa ese mismo año. Estos Criterios establecen los principios en base a los cuales debe ser valorada la sostenibilidad de las masas forestales, considerando aspectos de carácter tanto ambiental como social y económico. En el año 2004 PEFC se constituyó como el Programa para el Reconocimiento de Sistemas de Certificación forestal, con el objetivo de ofrecer un marco para el establecimiento de sistemas de certificación nacionales comparables y su mutuo reconocimiento paneuropeo.

Beneficios internos para su organización:

  • Facilita la apertura de nuevos mercados sensibles a aspectos medioambientales.
  • Mejora su imagen ante la Administración.

Beneficios ante sus clientes:

  • Da confianza a los consumidores de que los productos forestales que consumen proceden de bosques que han sido gestionados de forma responsable, llevando a cabo prácticas respetuosas con el medio ambiente.
  • Asegura a los consumidores la procedencia legal de la madera de los productos que consumen, garantizando que ésta no procede de talas abusivas o ilegales.
  • Se diferencia positivamente de la competencia (a través de un logo propio, que demuestra la certificación de laCdC).